Cuando está Elena,
está todo bien

El 12 de Febrero de 1981 Arsenal jugó un amistoso preparatorio en Sarandí frente a Quilmes y, como siempre, Arsenal ganó 3 a 1. Muchos se ilusionaron, el viaducto que había sufrido hasta último momento el año anterior, ahora parecía tener un equipazo: Burruchaga, el uruguayo Lacava Schell, el gran goleador Acevedo, la vuelta de Molnar, la llegada de Novoa, las apariciones del Bocha Flores y de Banana Urtazún, entre otros, daban para tener expectativa. Pero en los 15 días que faltaban para empezar el campeonato se produjeron dos malas noticias: Lacava Schell que la rompió frente a Quilmes en ese amistoso, fue comprado en la semana por el club Quilmeño llevándose un gran jugador y, para colmo, Menotti convocó a Burruchaga para el juvenil que jugaría el sudamericano en Ecuador. Burruchaga estuvo tres meses con la selección en la primera mitad del año y luego en la segunda mitad se volvió a ir para jugar el mundial juvenil en Australia. Estas dos noticias no cayeron bien en el ánimo de Arsenal y, para colmo, en la primera fecha recibíamos a Nueva Chicago que tenía un equipazo con aspiraciones de ascender. Los de Mataderos ganaron en Sarandí, 2 a 1, el Arse empezó ganando con gol de Molnar pero en dos errores de la defensa, bien aprovechados por Chicago, el resultado se dio vuelta. Juan Emilio Elena puso estos once: Daniel Baglioni, Spinosa, Novoa, Rodríguez y Bourgeois, López, R. Baglioni y Molnar, Fernández, Acevedo y Novoa.

 

Por la segunda fecha tenía la oportunidad de redimirse, ya que, Arsenal jugaba de nuevo de local, pero la fortuna de Deportivo Español hizo que los gallegos triunfaran 2 a1. Todo siguió igual en la tercera fecha: Los Andes 2 – Arsenal 0.

Por fin cambió la mano en la cuarta fecha, Arsenal recibió a Talleres en Sarandí y lo bailó: Arsenal 6- Talleres 0. Arsenal a pesar de jugar con un hombre menos gran parte del partido liquidó a los de Remedios de Escalada, tres de Acevedo, dos de Fernández y uno de Molnar sirvieron para enderezar el camino.

Y todo cambió, Arsenal visitó a Italiano y lo goleó 3 a 0, luego recibió a Armenio y lo derrotó 2 a 0, Novoa y Acevedo eran los goleadores del campeonato, la punta estaba mas cerca, pero Arsenal viajó a Floresta y otra vez la mala suerte jugó en contra: All Boys 2 – Arsenal 1, los diarios dijeron que la victoria de los Albos fue inexplicable.

Arsenal proponía un buen juego, abierto, bien jugado, el equipo empezaba a aparecer, a pesar de algunas derrotas, ya que, Arsenal o ganaba o perdía, así le gustaba a Elena: al frente. Tal es así que en los 21 partidos de la primera rueda solo empató dos, con El Porvenir en el clásico y con Gimnasia en La Plata y en los 42 partidos del campeonato solo empataría 9, por ejemplo, Nueva Chicago, el campeón empató 14 de los 42 partidos y Quilmes, el segundo, cosechó 19 empates (casi toda una rueda).

En la primera rueda se destacaron los triunfos sobre Almagro 1 a 0, sobre Tigre 4 a 3, sobre Temperley de visitante 2 a 1, sobre Atlanta 3 a1. La peor derrota: Quilmes 1 – Arsenal 0, de pura suerte, Clarín dijo: “Quilmes ganó penando”.

La segunda rueda trajo a Burruchaga de vuelta por unos partidos, la espera se alargo porque la selección no clasificó en Ecuador y debió jugar un repechaje con Nueva Zelandia e Israel que al final lo clasificó para Australia.

La segunda rueda fue de características similares, muchas victorias, muchas derrotas, pocos empates y muchos goles: Acevedo era el goleador del torneo con 21 goles.

Valen dos ejemplos, por la fecha 32, Arsenal derrotó a Morón, 4 a 1, en Sarandí, dos de Molnar, uno del Bocha Flores y uno de Banana Urtazún. Morón tenía un buen equipo: con Miguel Angel Colombatti (que se fue expulsado) a la cabeza y Arsenal lo bailó. Pero la fecha 33 fue la contracara, Arsenal visitó a El Porvenir en Gerli y perdió 4 a 1, los hinchas de Arsenal no fueron al clásico en protesta por el partido del año anterior cuando el Arse ayudó a su clásico rival para que se quede en la B, es mas, los pocos hinchas de Arsenal que fueron recordaron con cánticos agresivos ese partido. Los diarios titularon: “ El Porvenir borró a Arsenal en el clásico de la zona”. El porvenir hacía 268 minutos que no hacía un gol y Arsenal hacía 7 partidos que no perdía, lo que se llama una tarde fatídica. Pero el maestro Juan Emilio Elena volvió a enderezar el rumbo y Arsenal derrotó a Temperley, a Banfield, a Estudiantes y a Dálmine, entre otros. El campeonato fue muy largo y exigente, Arsenal dentro de este contexto hizo una gran campaña, como dice el titulo “cuando está Elena, está todo bien”.

La última fecha trajo a Sarandí a Alte. Brown. Arsenal formó con: Baglioni, Spinosa, Rodríguez, Novoa y D’Alegre, Burruchaga, López y Flores, Fernández, Acevedo y Torres. DT: Elena. Y derrotó a Brown 2 a 0.

Los goles los hicieron el “bocha” Flores y Burruchaga, justo el “Burru” se despidió con un gol, ya que, este fue el último partido oficial del jugador con la camiseta celeste y roja debido a que en 1982 pasaría a préstamo a Independiente.

Final de una buena campaña: Arsenal terminó cuarto, ganó 19, empató 9, perdió 14, convirtió 68 goles (la delantera mas goleadora) y le convirtieron 57, sumó 47 puntos. El campeón fue Nueva Chicago, el segundo Quilmes, el tercero Banfield y el cuarto Arsenal, justo los mismos cuatro máximos animadores de este B Nacional, modelo 2001. Acevedo terminó segundo en la tabla de posiciones con 24 tantos detrás de Franceschini de Chicago con 27 tantos.

 

Imágenes

Fotos de Arsenal 2 - Def. de Belgrano 1.

 
 

Etiquetate

Buscate en la tribuna y etiquetate en Facebook.