Cicatrices

El año 1984, tenía para Arsenal un condimento extra, nuestro equipo arrancaba el año con un muy bajo promedio e iba a tener que pelear mucho para conservar la categoría  en la que militaba desde 1964. Para colmo, sus rivales directos por el descenso habían armado grandes equipos (como Español, que terminó siendo el campeón) y, como si esto fuera poco, había descendido Racing, lo que marcaba que por primera vez un grande  iba a jugar en la B.

Arsenal intentó armar un buen equipo, trajo a Rodolfo Motta de técnico y con las incorporaciones de López, Marquez, Coronel, Podeley, Caballero y Savarese iba a intentar torcer el destino.

El primer partido fue justamente contra Deportivo Español, aquel gran equipo dirigido por López y Caballero en el que jugaban, Donaires, Catalano, Zarate y el “puma” Rodríguez, entre otros. Los gallegos de local derrotaron a Arsenal, 1 a 0 con gol de Ibarra y para colmo al Arse le expulsaron a Aquino. Ese día Rodolfo Motta puso en la cancha a estos once: Bernardi; Savarese, De Luise, Rodríguez, Podeley, López, Aquino y Torres: Márquez, Coronel y Caballero.

Motta repitió el mismo equipo en la segunda fecha de local contra Banfield, pero Arsenal volvió a perder, esta vez 2 a 0 con goles de los temibles Franceschini (ex Chicago) y Molnar (ex Arsenal, que no gritó el gol según remarca el Clarín del Domingo 13 de Febrero de 1984). Mientras Racing y Español punteaban la tabla nuestro Arsenal aún no había sumado un solo punto.

Pero la revancha llegó, en la tercera fecha, de visitante, contra Defensores de Belgrano que tenía también un buen equipo (donde jugaba, por ejemplo Walter Fernández, aquel que después fuera ídolo en Racing), pero Arsenal lo doblegó a 4 minutos del final con gol de penal de Marquez y así, el viaducto sumó sus primeros dos puntos.

Pero el equipo necesitaba sumar muchos puntos para zafar del descenso, y eso no ocurría, ya que por la cuarta fecha Arsenal empató 0 a 0 con Italiano en Sarandí y por la quinta perdió 1 a 0 con Alte. Brown de visitante. La sexta fecha trajo un poco de alivio al viaducto, ya que Arsenal logró derrotar a Estudiantes por 2 a 1, en uno de los mejores partidos con Motta. La séptima y la octava fecha fueron dos nuevas (y muy desagradables) derrotas 2 a 0 con Colón  en Santa Fe y 2 a 3 contra Quilmes en Sarandí. El promedio era cada vez peor y ahora Arsenal solo tenia por debajo a Sarmiento de Junín, justamente su rival en la próxima fecha (hay que recordar que en el promedio del descenso figuraban Racing y Chicago – recién descendidos- y Arg. de Rosario y Talleres – recién ascendidos- por debajo de Arsenal pero por que no dividían).

El partido contra Sarmiento de Junín en Junín, era un partido de cuatro puntos, y Arsenal logró una verdadera hazaña, ya que a los 33 minutos del primer tiempo el Arse ya perdía 3 a 0 y todo hacía prever una goleada. Pero el “viaducto” reaccionó y se jugó la vida, logrando dar vuelta el resultado: Zinna a los 35’ y Caballero a los 42’ descontaron en el primer tiempo. De arranque nomás al minuto de juego del segundo tiempo Marquez empató para Arsenal que siguió buscando y fue hasta que Franzoni encontró una pelota y clavó el cuarto gol para los de Sarandí que enloqueció a los 50 hinchas de Arsenal que habían viajado. Arsenal había ganado una batalla pero aún no la guerra.

Por la fecha diez  a Arsenal le tocaba jugar de nuevo como visitante justo contra El Porvenir que tenía un buen equipo con Pascutti, Landaburu y Más, pero el Arse logró otro punto heroico, ya que consiguió empatar 2 a 2 a los 44 minutos del segundo tiempo, un partido que estaba perdido, con goles de Zinna y Rosende que había entrado cinco minutos antes. Con este punto Arsenal lograba dejar por debajo de su promedio a Sarmiento, Quilmes y Morón y le ilusión de salvarse permanecía intacta.

Parecía, entonces que Arsenal estaba en ascenso, luego del empate con El Porvenir, logró empatar con Los Andes, con Talleres y derrotar a Armenio y a All Boys.

El promedio del descenso engordaba y la esperanza también, pero hubo un día clave, por la fecha 15, Arsenal recibió a Tigre en Sarandí, y sucedieron varios hechos que marcaron la primera cicatriz del año y un punto del que Arsenal nunca pudo volver. El partido lo ganó Tigre, 3 a 1 que de la mano de Ortega Sánchez y de Chaparro bailaron a los del viaducto. El equipo perdió la brújula después de este partido, y sobre todo por el hecho lamentable que por primera vez marcó la historia de Arsenal con un hecho violento. A la salida del partido, como muchos que estuvimos presentes aún hoy recordamos, se escuchó un tiro que terminó con la vida del hincha de Tigre, Ricardo Darío Geuna a manos del cabo policial Osvaldo Antonio Tapia.

Con la herida aún sin cicatrizar Arsenal debía afrontar seis partido más para terminar la primera rueda y no le fue bien. Perdió sucesivamente con Morón (2 a 0), con Chicago (1 a 0), con Arg. de Rosario (1 a 0), con Gimnasia L.P. (3 a 0 – con la renuncia del técnico Rodolfo Motta-), con Racing 2 a 1 y por la última fecha perdió 2 a 0 con Lanus.

Es interesante recordar el partido con Racing, Arsenal enfrentó ese partido dirigido por la Subcomisión de Fútbol, sin Motta y con el hermano de Burruchaga entre los once titulares. Arsenal jugó un buen primer tiempo y se puso en ventaja a los 39’ con gol de Franzoni. Pero Racing salió en el segundo tiempo como una tromba y en solo 14’ minutos había dado vuelta el resultado con goles de Brindisi y Caldeiro. Arsenal ya no supo como reaccionar y para colmo lo expulsaron a Torres lo que terminó de clausurar la suerte de nuestro equipo. Racing formó con: Traverso; Squeo, Fiorio, Castelló y Garcete; Brindisi, Urán y Caldeiro; Orte, Raffo y Matuszyczk. DT: Agustín Mario Cejas.

Arsenal formó con: Bernardi; Savarese, De Luise, Orlando López y Podeley; Franzoni, Aquino y Burruchaga; Roberto López, Márquez y Torres. DT: subcomisión de Fútbol.

Por la última fecha de la primera rueda, como ya dije, Arsenal perdió 2 a 0 con Lanús en Sarandí y perdió su séptimo partido consecutivo. Arsenal terminó la primera rueda anteúltimo con 14 puntos por arriba de Italiano que tenía 13 puntos. En la punta estaba Español seguido por Def. de Belgrano y Racing. Quedaban aún 21 partidos pero por Sarandí ya se empezaban a ver las primeras cicatrices de algo que parecía inevitable.

 

La segunda rueda del campeonato de primera B del año 1984 comenzó con Arsenal en una situación muy comprometida, último en su zona, anteúltimo en la tabla general y muy complicado con el descenso por su magro promedio, para colmo de males debía recibir  por la fecha 22 a Dep. Español que era el puntero absoluto del campeonato con seis puntos de ventaja sobre Racing que marchaba segundo. Arsenal, ya sin técnico salió a la cancha con estos once: Bernardi; Martínez, De Luise, López y Podeley; Burruchaga (hermano del actual técnico del Arse), R. López, y Coronel; Márquez, Urtazún y Caballero. DT: subcomisión de Fútbol. Y los gallegos se llevaron un 3 a 0 de Sarandí ante un impreciso y frío Arsenal que no pudo con la contundencia del puntero. Arsenal había quedado ahora último en ambas tablas.

Nada mejoró en las siguientes fechas y la amenaza de volver a la primera C después de 20 años parecía ser el destino del conjunto del viaducto. Por la fecha 23 empató 0 a 0 con Banfield, por la 24 perdió en Sarandí 1 a 0 con Def. de Belgrano, por la 25 perdió 1 a 0 con Italiano que estaba último con Arsenal, por la 26 empató 1 a 1 con Alte. Brown y por la 27 perdió 2 a1 con Estudiantes de Bs. As.

Arsenal llevaba 13 fechas sin ganar y todo presagiaba un mal final, pero, sin embargo, la llegada de Roberto Iturrieta al banco del viaducto trajo algunas esperanzas. Por la fecha 28 Arsenal recibió en Sarandí a uno de esos equipos que ven la camiseta Celeste con una banda Roja y lloran: Colon de Santa Fé. Sí, los sabaleros, los del Cementerio de los Elefantes otra vez sufrieron ante Arsenal y se volvieron a Santa Fé con una nueva derrota ante, quizá, uno de los peores equipos de los de Sarandí. Fue 1 a 0 con gol de Márquez. Arsenal pareció encontrar oxigeno y empezó a creer en el milagro, por suerte después del “hijo” Colón, llegaba otro que lo tenemos alquilado: Quilmes. Arsenal fue hasta la cancha cervecera y se embriago con un espectacular 4 a 2. El Arse ganó el primer tiempo por 3 a 0 con goles de De Luise, Torres y Ladavaz, era baile, pero Quilmes reaccionó en el segundo y en cinco minutos se puso 3 a 2, todo el segundo tiempo lo tuvo a Quilmes buscando empatar y a Arsenal tratando de encontrar un contragolpe que recién llegó a los 90 minutos cuando Márquez convirtió el cuarto del viaducto. La buena racha siguió y por la fecha 30, Arsenal recibió en Sarandí a Sarmiento y lo derrotó 2 a 0. Faltaban todavía once fechas para el final y Arsenal aún tenía chances de salvarse del descenso, debía sumar la mayor cantidad de puntos posibles y rezar, pero parecía que la reacción había llegado tarde.

La fecha 31 trajo a Sarandí a El Porvenir que derrotó al Arse 3 a 1, pero Arsenal siguió peleando y luego empató 1 a 1 con Los Andes por la 32, derrotó 1 a 0 a Talleres por la 33 y 3 a 0 a Armenio por la 34. Iturrieta le había encontrado la mano al equipo y Arsenal parecía otro, derrotó 1 a 0 a All Boys y a Tigre en Victoria. Luego perdió  1 a 0 con Morón en Sarandí y quedó muy complicado, luego empató 0 a 0 con Chicago derrotó 1 a 0 a Argentino de Rosario y empató 0 a 0 con Gimnasia. Solo faltaban dos fechas y Arsenal aún podía salvarse, debía jugar con Racing y con Lanús. Si ganaba los dos partidos se salvaba. Si ganaba uno y empataba el otro, si empataba los dos o si ganaba uno y perdía el otro debía esperar los resultados de All Boys y de El Porvenir. Obviamente si perdía los dos o si perdía uno y empataba el otro descendía directamente.

Por la fecha 41, entonces, Arsenal jugó como local ante Racing en cancha de Banfield por la cantidad de gente que mueve habitualmente La Academia (el último campeón del fútbol Argentino). El partido fue horrible y terminó 0 a 0, Racing fue una sombra y Arsenal ni siquiera eso, el empate con los vecinos dejó al viaducto en las puertas del abismo, solo un milagro podía hacer que Arsenal le ganara al muy buen equipo gránate, en su cancha y con la espada de Damocles sobre su cabeza. Y Arsenal no opuso resistencia, Lanús ganó 3 a 0 y decretó el primer descenso en la historia de nuestro querido club. La reacción e Iturrieta habían llegado demasiado tarde, no alcanzó  con el esfuerzo  de la segunda rueda y esos ocho triunfos que ilusionaron con un milagro, el 17 de Noviembre de 1984, Arsenal recibía la primera cicatriz en su joven historia. El equipo que “logró” el primer descenso con Arsenal fue el siguiente: Merlo; Savarese, O. López, De Luise y Drago; R. López, Aquino y Ladavaz; Márquez, Balbi y Urtasún. El DT: Roberto Iturrieta.

Arsenal mejoró la imagen de la primera rueda, termino anteúltimo en su zona 13 puntos arriba de Armenio y quedó 18 de 22 en la tabla general que tuvo en el puesto 19 a El Porvenir, en el 20 a All Boys, en el 21 a Italiano y en el 22 a Armenio, pero el promedio castigó al viaducto. El campeón fue Dep. Español, el segundo Def. de Belgrano y el Tercero fue Racing. El segundo ascenso lo conseguiría Gimnasia de La Plata en memorables finales con Racing por el octogonal. Eran las primeras cicatrices del benjamín del Ascenso, cicatrices tempranas que dejan las primeras heridas de la comprensión y la extrañeza.

Imágenes

Fotos de Arsenal 2 - Def. de Belgrano 1.

 
 

Etiquetate

Buscate en la tribuna y etiquetate en Facebook.