Para empezar a soñar

El 26 de Julio de 1986, Arsenal volvió a jugar en la Primera B Metropolitana, luego de jugar dos años en la Primera C.   Ese día fue local, en Sarandí, frente a San Miguel, el técnico en aquel partido fue Aníbal Pérez, quien puso a estos once: Chelotti; Drago, D’ Angelo, Casela y Giménez; Loza, Aquino, y Muñoz; Torres, Flores y Urtazún.

Arsenal arrancó muy bien, no jugó un partidazo, pero funcionó bien el tandem: Torres, Flores y Urtazún, (a pesar de que el “bocha” Flores se fue expulsado a los ’34 min. del st. por agresión a un contrario). Urtazún convirtió el único gol a los ’24 min. del pt.

La segunda fecha llevó al equipo del “viaducto” a jugar el clásico, ante El Porvenir en Gerli. Y no le fue nada bien, ya que, “el Porve” se impuso 2 a 1; el gol del “Arse” lo hizo el “bocha” Flores y fue expulsado Aquino ( el actual ayudante de Burruchaga, en este Arsenal versión 2002).

La tercera fecha trajo a Sarandí a Atlanta, pero primero trajo al nuevo técnico de Arsenal: Arturo Meyer.  El nuevo D.T., cambió al equipo y puso estos once: Gibaudo; Guntín, D’ Angelo, Casella y Drago; Loza, Pantaleo y Muñoz; J.C. Fernández, Torres y Urtazún. Arsenal se impuso 1 a 0, con gol de Torres a los 32’ del S.T., el equipo no jugó muy bien pero no defraudó ante uno de los candidatos.

La cuarta fecha benefició al equipo del viaducto, ya que tuvo una nueva fecha de local (se jugó de miércoles) y se enfrentó con Defensores de Belgrano. El Dragón venía invicto, como Atlanta cuatro días atrás, y otra vez,  Arsenal le hizo sentir la arena y lo venció 2 a 0 con goles de Urtazún y Guntín. Con este triunfo Arsenal quedó puntero en la tabla de posiciones y en la del promedio.

Arsenal, luego de esto triunfo empezó a ilusionar a su gente, ya que había logrado vencer a dos de los candidatos, pero tenía un nuevo y difícil compromiso, debía viajar a la cancha de Berazategui, para enfrentar al local en una cancha siempre hostil. Pero, Arsenal, acostumbrado a lograr lo imposible (¿o no River?) derrotó 1 a 0 al local, a los ’38 del S.T., con gol de Urtazún.

Arsenal había logrado defender la punta en una cancha difícil y ahora debía jugar frente a Comunicaciones en Sarandí.  El partido fue complicadísimo, y la figura de la cancha fue Heinrich, el seis de Comunicaciones.  Arsenal fue, fue, fue, atacó, atacó, atacó, pero siempre estaba Heinrich.  Hasta que Fernando Ayala, logró convertir el único gol que le dio la victoria a Arsenal y lo mantuvo en la punta de la tabla de posiciones, junto a San Miguel y condenó a Comunicaciones a la última posición.

El 6 de Septiembre, Arsenal fue a jugar contra Estudiantes en Caseros. Arsenal llegaba puntero y de banca, pero Estudiantes siempre amarga al viaducto, y esta vez no fue la excepción y los de Caseros ganaron 3 a 1 y el “Arse” dejó la punta.

La fecha ocho no marcó la recuperación de Arsenal, ya que recibió a Deportivo Merlo en su cancha y no lo pudo vencer, pero salió un partido apasionante que terminó empatado 2 a 2.

De entrada nomás, los “charros” sorprendieron a los del “viaducto” y al minuto del primer tiempo, ya ganaban 1 a 0 con gol de Gómez Caballero.  Arsenal no se desesperó y fue a buscar el empate que tardó en llegar.  Hasta que a los 40 minutos del primer tiempo, un violento disparo de Flores – de tiro libre- reventó el travesaño y Loza, en inmejorable ubicación, devolvió el rebote con un soberbio cabezazo que igualó el partido. A partir de ahí fue todo de Arsenal, pasó por arriba a los de Merlo y a los 44 minutos Pantaleo le robó la pelota a un defensor para colocar el 2 a 1 a favor de Arsenal, con un perfecto remate de larga distancia.  Pero en la segunda parte, Merlo emparejó y a los 17 minutos empató el partido y selló el resultado. Ese día Arsenal formó con: Gibaudo; Guntín, D’ Angelo, Casella y Drago (st. : Giménez); Loza, Pantaleo (st.: Almirón) y Muñoz, Fernández, Flores y Urtazún. El D.T.: Meyer. El arbitro fue: Olivetto.

Luego de ocho fechas Arsenal marchaba segundo, había logrado 5 triunfos, 2 derrotas y un solo empate y el equipo ilusionaba; pero todavía faltaba mucho terreno por recorrer.

 

Arsenal tenía un buen equipo, lo que lo había llevado al tope de la tabla de posiciones, transcurridas las primeras ocho fechas del campeonato 86/87 de la Primera B – Metropolitana. El tridente Torres – Flores y Urtazún (o Fernández) era de temer en cualquier cancha y, ahora, bajo la dirección técnica de Arturo Meyer, Arsenal debió viajar a Rosario, para jugar con Argentino por la fecha 9.  El partido fue un verdadero bodrio, según las crónicas de los diarios del 21 de septiembre de 1986 (el partido se jugó el 20), no pasó nada, en ninguna de las áreas y los arqueros fueron meros espectadores, sin embargo, al Arse le servía el puntito, ya que por la fecha 10, debía recibir, en Sarandi, al otro puntero Almirante Brown.

Arsenal salió con todo a jugarse la punta con Alte. Brown, tuvo los noventa minutos la pelota, bombardeó el arco de Theiler, pero no tuvo eficacia, ni suerte, la que si tuvo Brown, que a los 45 minutos del primer tiempo, en un veloz contragolpe, manejado por Tutino y terminado por Rufini, encontró el 1 a 0 inmerecido. Arsenal en el segundo tiempo salió aún mas audaz y a los 4 minutos logró empatar el tramite por intermedio de Fernández. Pero, el Arse se jugó demasiado en ataque y se descuidó en el fondo, tanto es así que el segundo gol de Alte. Brown, llegó por una pelota que Rufini le robó a Gibaudo, arquero de Arsenal, casi en mitad de cancha cuando este intentó eludirlo y el delantero del Oeste le apuntó al arco desde 30 metros y selló el 1 a 2 para los visitantes que se llevaron de Sarandi, los dos puntos y la punta en la tabla de posiciones.

Por suerte, Arsenal, por la fecha 11 debía viajar a Mataderos para jugar con Chicago, una cancha que es un cementerio para la mayoría, pero no para el Arse que suele lograr buenos resultados frente al Torito (esperemos que siga la misma racha en la A). El primer tiempo fue parejo, Chicago fue al ataque y el Viaducto de contra, así abrió el marcador Arsenal, con una contra que terminó en centro del Bocha Flores y en gol de Fernández que había relegado al banco de suplentes a Urtazún. Arsenal se fue al descanso ganando 1 a 0, pero de arranque nomás otro centro de Flores fue conectado por Fernández y a los 2 minutos, estiró la ventaja a dos goles.  Chicago se desesperó y empujado por su hinchada, descontó, por intermedio de Landaburu.  A partir de ese momento el partido se convirtió en un festival de fútbol y goles (para el Arse, obvio): a los 21m. Schneider en contra puso el 3 a 1 para Arsenal, Chicago solo llegó a sacar del medio, que en la misma jugada Flores puso el 4 a 1 para el viaducto. El minuto 27 del S.T. fue insólito, el arbitro Marconi (si, el de la tele) cobró un penal inexistente para Chicago (ojo, mas dudoso que el que le regaló Martín a “el decreto” el viernes pasado en Avellaneda), que Scotta cambió por gol poniendo el 4 a 2, lo curioso es que Arsenal sacó del medio y en una interminable pared entre Torres y Flores, el Bocha  pisó el área y puso el 5 a 2. Pero había tiempo para más: a los 32 min. Flores puso el 6 a 2 y a los 43 min. Urtazún gritó: “siete, que te parece, siete”. Dicen, los testigos, que ese día Niembro rompió el carnet de socio. Volviendo al ’86,  los once que eligió Meyer para derrotar 7 a 2 a Chicago en Mataderos fueron: Gibaudo; Guntín, D’ Angelo, Almirón y Jiménez; Loza, Aquino y Muñoz (Pantaleo); Fernández (Urtazún), Flores y Torres.

Un Arsenal entonado, debía recibir, por la fecha 12 a Dock Sud en Sarandi.  El vecino tenía una realidad muy distinta, tanto que estaba a 10 puntos del Arse, diferencia que se estiraría a 12 luego del partido, ya que Arsenal, que llegaba al tercer puesto, derrotó al Doque 3 a 1.  Pero Arsenal entró dormido y Dock Sud en su único ataque puso el 1 a 0. Ahí se despertó el Arse y mediante un gol de Fernández y dos de Flores atendió a su vecino hundiéndolo aún más y encaramándose muy cerca del puntero.

La fecha trece prometía, Arsenal debía viajar a Quilmes, para enfrentar al Cervecero. Arsenal estaba a dos puntos de Alte. Brown y Quilmes a uno. Si los de Casanova perdían, cualquiera de los dos podía llegar a la punta, Arsenal necesitaba un triunfo y Quilmes podía quedar solo ganando y compartiendo la punta si empataba.  Y Almirante perdió.  Según los diarios, fue un partidazo, de ida y vuelta, donde los arcos pasaron constantemente zozobra (se puede ver en la FOTO que ilustra esta página) y las figuras fueron Cassé y Gibaudo, los arqueros.  Sin embargo no se quebró el cero hasta los 68 minutos, cuando Aquino conectó un centro de Fernández y puso el 1 a 0 para Arsenal que volvía a la punta. El viaducto festejaba y parecía tener todo controlado, hasta que dos jugadores de Quilmes entraron al área de zambullida y Martín, perdón, Mastrangelo vio penal. Faltaban 10 minutos y Leani empató para el local.  Quilmes festejó el empate que lo llevó a la punta y relegó a Arsenal a la segunda posición pero ahora a un punto de los punteros. Para colmo, Mastrangelo expulsó a Muñoz faltando dos minutos por “nada”. La fecha trece, jugada el 25 de octubre de 1986, trajo a Sarandi a All Boys, y Arsenal tenía la chance de alcanzar a los punteros.

 

El 25 de octubre de 1986, Arsenal recibió,  por la fecha 14 de la primera rueda del campeonato ‘86/’87, a All Boys en Sarandi. El equipo del viaducto llegaba a ese partido segundo, a un punto de los lideres Quilmes y Alte. Brown. Arsenal arrancó con todo el partido y al minuto, ya tuvo una clara chance de gol que despejó el arquero albo (Brunetti) salvando un mano a mano con Guntín. En la siguiente jugada, Loza fusiló a Brunetti, pero éste volvió a salvar a los de floresta.  Antes de cumplirse los diez minutos, Muñoz quedó nuevamente mano a mano con el arquero de All Boys, quien volvió a lucirse. A partir de ese momento Arsenal se quedó y el partido fue para el olvido. All Boys solo se defendió y el “viaducto” fue pero sin ideas.  Recién sobre los quince finales, el partido recobró emoción, ya que, Arsenal logró abrir el marcador mediante un cabezazo de Fernández a los ’29 del S.T. y estiró la ventaja por medio de Ayala a los ’40.

Con este triunfo, Arsenal se mantuvo en la segunda posición pero ahora persiguiendo solo a Quilmes, ya que Alte. Brown perdió su cotejo.

Por la fecha 15, Arsenal visitó a Almagro, el “Arse” que llegaba como favorito dio un paso en falso y cayó derrotado 3 a 1 por los tricolores que jugaron un gran partido. El gol de Arsenal lo marcó Urtazún, abriendo el marcador a los ’28 del P.T., pero Almagro lo dio vuelta con más garra que fútbol.

Por la fecha 16, Arsenal recibió a Morón y logró volver a la victoria. El triunfo fue 1 a 0, con gol de Muñoz a los 7’ (acción que se puede ver en la foto que ilustra esa página). El gol tempranero terminó rápidamente con el partido que tuvo ’83 minutos de mas.

Por la fecha 17, la última de la primera rueda, Arsenal viajó a la cancha de Villa Dálmine para enfrentar al local, el partido terminó 1 a 1 y para Arsenal convirtió Loza.

La segunda rueda arrancó con Arsenal visitando a San Miguel en Los Polvorines y el equipo de Sarandi volvió a ganar.  Según las crónicas de la época, Arsenal jugó un excelente partido y derrotó 2 a 0 a su rival, con dos goles de Muñoz, uno en cada tiempo. Con este triunfo, Arsenal seguía segundo, a un punto de Quilmes y debía recibir por la fecha 19 a El Porvenir en Sarandi.

El sábado 29 de Noviembre de 1986 se presentó propicio para el clásico que se jugó ante mucha gente, se recaudaron 2100 australes, contra 825 australes que se habían recaudado en el partido anterior de local contra Morón.

Fue la tarde mágica de Arsenal, ya que no solo venció por 1 a 0 a El Porve, sino que alcanzó a Quilmes en la punta de la tabla de posiciones, debido a que el cervecero empató su partido.

El gol lo hizo Loza al minuto del segundo tiempo, luego el clásico se convirtió en un partido violento que terminó con dos expulsados por lado, pero que dejó al Arse primero.

Por la fecha 20, Arsenal viajó a Villa Crespo para enfrentar a Atlanta. Todo hacía suponer que el partido iba a ser un tramite para el Arse que llegaba puntero a enfrentar a los bohemios que estaban sin técnico y navegando en las últimas posiciones. Pero no fue así, Atlanta con una defensa firme no le dejó espacios al juego asociado de Muñoz, Loza, Fernández, Flores y Urtazún por lo que el partido terminó 0 a 0.

Arsenal resignó la punta y para colmo de males debía jugar nuevamente de visitante, por la fecha 21, ahora contra defensores de Belgrano. Pero Arsenal sacó pecho y derrotó al dragón, 2 a 1 con goles de Flores y Gándaras en contra.  Los dos puntos llevaron al equipo del viaducto a la cima de la tabla de posiciones, pero ahora en soledad, ya que Quilmes suspendió su partido por incidentes cuando faltaban ’11 minutos e igualaba 1 a 1con el último Dock Sud.

El sábado 20 de diciembre de 1986, Arsenal recibió en Sarandi a Berazategui, en la última fecha antes del receso, ya que el campeonato se reiniciaría el 31 de Enero de 1987.  Arsenal fue contundente y derrotó con claridad por 2 a 0  a los naranjas, con un gol de Flores y otro de Torres, Arsenal terminó el año puntero, llevándole dos puntos de ventaja a Quilmes.

Arsenal pasó un lindo Enero, disfrutando por mas de un mes la soledad de la punta de la tabla de posiciones, pero llegó el 31 de Enero y había que volver a jugar, con el temor de haberse relajado demasiado y padeciendo un hecho insólito: El puntero se quedó sin técnico, si leyeron bien, el mundo al revés, ¿no?, bueno, la cuestión es que se fue Arturo Meyer y llegó Américo Pérez.

Pero, a pesar de esto, Arsenal no claudicó y por la fecha 23 viajó a la cancha de Comunicaciones. El rival de turno estaba último y, aún, en 22 partidos, no había logrado ni una sola victoria. Arsenal sacó chapa y con un fugaz aparición de Urtazún, al minuto del segundo tiempo, el viaducto se llevó los 2 puntos para Sarandi y estiró su ventaja en la tabla de posiciones a cuatro puntos sobre los escoltas Quilmes y Alte. Brown. Ese día Américo Pérez puso a estos 11 en la cancha: Baglioni; D’ Angelo, Jiménez, Guntín, Aquino, Casella, Fernández, Loza, Almiron, Muñoz y Urtazún.

Los números de Arsenal en 23 partidos eran un lujo: 14 ganados, 5 empatados y solo 4 perdidos, 35 goles a favor y solo 18 en contra, tenía 33 puntos y llevaba 4 de ventaja cuando solo faltaban 10 fechas por jugarse, la B nacional parecía estar cerca.

 

En febrero de 1987 Arsenal recibió en Sarandi a Estudiantes de Buenos Aires.  El “viaducto” era el líder del torneo con 33 puntos en 23 partidos jugados, pero la fecha 24 no fue grata, ya que el “pincha” derrotó 3 a 2 al Arse.  Dos veces estuvo abajo en el marcador Arsenal pero logró empatar, hasta que Estudiantes consiguió el tercero a los 45 del S.T. y ya no hubo tiempo para la reacción.

La derrota no modifico la tabla pero se acercaron Quilmes, Villa Dálmine y el propio Estudiantes. Por la fecha 25, Arsenal viajó a Merlo para enfrentar a Deportivo, con el arbitraje de Luis Olivetto,  Arsenal formó con estos once: Chelotti; Guntín, Dángelo, Casela y Jiménez; Almirón, Aquino (la figura) y Muñoz; Fernández, Crnko y Urtazún. DT: Américo Pérez. Arsenal comenzó a lo puntero y ya en el primer tiempo ganaba 3 a 0 con dos de Muñoz y uno de Urtazún. Pero en el segundo se quedó, Merlo apuró y rápidamente se puso 2 a 3. El “Arse” aguantó y se trajo los dos puntos del oeste y retuvo la punta.

La fecha 26 trajo a Sarandi a Argentino de Rosario y Arsenal no le tuvo piedad, despachándose con un 4 a 0 memorable, dos de Fernández, uno de Crnko y uno de Muñoz, marcaron las claras diferencias entre el puntero y uno de los últimos, el partido fue tranquilo y lo dirigió Guillermo Marconi.

En 26 fechas Arsenal era el cómodo puntero, el indiscutido puntero, el sólido puntero pero debía viajar a la cancha de Alte. Brown que también peleaba arriba de la mano de Roberto Iturrieta, el “almirante” goleo a Arsenal 3 a 0 y los de Isidro Casanova pudieron gritar mas goles,  de no mediar la estupenda actuación de Baglioni, el arquero del “viaducto que evitó un score mas abultado.

Arsenal mantuvo la punta, pero solo por una fecha mas, ya que Nueva Chicago lo visitó en Sarandi por la fecha 28 y el “viaducto” volvió a perder por goleada, esta vez 5 a 2. Nadie podía entender como Arsenal sufrió tantos goles que Quilmes aprovechó para llegar a la punta.

La fecha 29 llevó a Arsenal a jugar un clásico de barrio con Dock Sud, y el Arse se rehabilitó derrotando al Docke 2 a 0 con goles de Muñoz y Crnko.

La fecha 30 era clave, Quilmes debía venir a Sarandi, Arsenal podía recuperar la soledad de la punta si derrotaba al cervecero, la cancha estaba colmada, recaudación récord 13.140 australes, partido parejo, peleado, trabado, pero apareció Omar Catalán (el del gol para Racing en la final de la Supercopa de 1988) y definió el tramite para Quilmes, fue 1 a 0 y el Arse quedó a dos puntos.

La punta fue para Quilmes hasta el final del campeonato pero Arsenal debía lograr el pase al interzonal para jugar su chance de llegar al Nacional B. Y Arsenal lo logró: empató 0 a 0 con All Boys, 0 a 0 con Almagro, 1 a 1 con Morón, y debía ganarle a Dálmine en Sarandi por la última fecha (34) para llegar al reducido y el “viaducto” volvió a festejar, esta vez por 3 a 1 (partido reflejado en la foto que ilustra esta página). Con este triunfo Arsenal accedió por primera vez al interzonal (que tantas alegrías le daría unos años mas adelante) para jugar los cuartos de final con San Martín de Tucumán. Le tocó a Arsenal viajar primero y logró un valioso empate en 2 goles en San Miguel de Tucumán, Arsenal arrancó como una tromba y se llevó por delante al santo que estaba perdido en la cancha y con goles de Flores y Muñoz se adelantó 2 a 0 en el marcador, pero en el segundo tiempo San Martín reaccionó y empató el cotejo faltando cuatro minutos.

El 16de mayo de 1987, Arsenal jugó la revancha en Sarandi y logró el pase a semifinales derrotando 2 a 0 a San Martín de Tucumán en un partido raro que no terminó porque San Martín se quedó con seis jugadores tras sufrir cinco expulsiones. Arsenal se había adelantado en el marcador con goles de Constantino y Flores. Sarandi fue una fiesta, el Arse estaba a cuatro partidos de jugar en el nacional.

En las semifinales se enfrentó con Sarmiento de Chaco, el primer partido fue en Sarandi y Arsenal ganó 2 a 1, con dos de Flores, Arsenal mereció golear a Sarmiento pero no lo supo definir, luego terminó apretado con el descuento chaqueño y un claro penal que no le dieron a la visita, sin embargo, Arsenal viajó al Chaco con un triunfo en el bolsillo.

Pero el sueño se terminó, el 31 de mayo de 1987, Sarmiento de Chaco derrotó 3 a1 a Arsenal, accedió a la final y dejó al Arse con las ganas y con la sensación de tarea cumplida por la excelente campaña que el equipo del viaducto realizó en su vuelta a la categoría.

Ese día en Chaco jugaron Baglioni, Almirón, Casela, D’angelo, Giménez, Loza, Aquino, Muñoz, Crnko, Flores (autor del gol que abrió la cuenta para Arsenal en el primer tiempo) y Constantino. DT: Pérez.

 

 

 

 

Imágenes

Fotos de Arsenal 2 - Def. de Belgrano 1.

 
 

Etiquetate

Buscate en la tribuna y etiquetate en Facebook.